Ser Red: Javier Orive, fotógrafo de arquitectura.

Cuando el trabajo se hace con ganas e ilusión y te encuentras con un cliente receptivo, que aprecia tu experiencia, tus conocimientos y sobre todo tus ganas de ayudarle, sólo pueden surgir cosas buenas.