Gestos

Cuesta reconocer la incultura artística que tiene uno, pero es innegable. No obstante, y esto me hace reordar una conversación que mantuve no hace mucho sobre la interpretación de las obras de arte y su relación directa con la apertura intelectual del sujeto interprete, no es imposible enfrentarse a una obra vacío de conocimiento.

Sobre todo a las de Robert Smithson. Pepe Morales nos inició al conocimiento de sus obras con una diapositiva que me impact´en su día mucho más que su celebérrimo Spiral Jetty, Asphalt Rundown. Algo tan elemental como el vuelco de un camión de asfalto sobre la ladera de lo que parece una cantera de grava.

Es gestual hasta el asombro, pero al mismo tiempo capaz de provocar el encuentro de muchísimas ideas. Quizás sobre todo por su tremenda ausencia de ruido. Esto es lo que me atrae del gesto, pero del gesto elemental como son los de Llinás o los de Chipperfield que mencionábamos hace poco.

Estos gestos son solo ideas que toman forma física para ordenar el espacio de una forma capaz de producir reacción en el entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *