¿Y esto es arte?

Rebuscando por motivos que no vienen al caso conseguimos encontrar imágenes de la obra de los paraguas, tremendos objetos aescalares de 6 metros de alto y 8,66 metros de diámetro, de los artistas plásticos Christo & Jean Claude.
El sitio web no tiene desperdicio, las imágenes son de gran calidad, y sobre todo los textos, que hacen ver de otra manera el trabajo de estos dos monstruos.
La autofinanciación, el trabajo de proyecto, la planificación ingenieril, la búsqueda de los permisos de construcción. Incluso la construcción de las mismas obras, son fascinantes.
Nos ha provocado toda una reflexión sobre el hacer frente al hecho.

Y ante la pregunta de si esto es arte, me gusta pensar que es arquitectura.

Únete a la conversación

12 comentarios

  1. Las imágenes me parecen geniales. Un campo de parasoles que bien podrían ser accidentes geológicos como montículos o una transformación geométrica del paisaje cocomo las matrices de olivos en Jaén. Lo natural y lo artificial ya no anda tan lejos. Como la arquitectura del arte… Se me viene a la mente el anuncio reciente sobre Portugal (de turismo) que muestra parajes “naturales” como las playas bajo acantilados o “artificiales” como las plazas igualmente cubiertos por un manto verde de césped artificial. Parece una propuesta de land art o de West8…

  2. Totalmente de acuerdo, pero si lees uno de los textos, C&JC actúan siempre en parajes no vírgenes, y así afirman que no hacen obras de land-art, si no de “environment”. Un término muy potente y muy poco explotado. Ya es hora de que dejemos de hablar de paisaje y empecemos a hablar de entorno, ¿no?

  3. Voy a leer los textos en breve… Lo que dices de enviroment me interesa muchísimo. Me recuerda a The Weather Project de Olafur Eliasson, del que hicisteis una referencia en la revista. Pude ver la instalación estas Navidades y me impactó muchísimo. Tiene una obra en la que tiñe por sorpresa de verde el rio de una ciudad. Las imágenes son bellísimas. En el catálogo de TWP, Bruno Latour escribe un artículo que titula ‘atmosphère, atmosphère’ en el que habla del tema de los eviroments, ambientes y atmosferas, y comparaba a este artista danés con el filósofo Sloterdijk y sus esferas. Conoces el trabajo de los arquitectos Décosterd & Rahm? Tienen una obra, Melatonin Room en la que trabajan sobre el ambiente. A través de la luz (ondas electromagnéticas) modifican la segregación de melatolina, la sustancia que regula los estados de sueño y vigilia influyendo en el ambiente a traves de la biología, la experiencia reune arquitectura, ambiente y cuerpo en una experiencia personal y efímera. Creo que vienen al CAAC en breve, en una exposicion acerca de arquitectura+… que se llama Intrusiones.

  4. Uf, uf… primero llamas revista al blog y luego hablas de ambiente! Mal vamos eh!

    Es broma, pero no es al ambiente a lo que me refiero, creo que modificar el ambiente mediante fenómenos artificiales no entra de mis campos de manejo. Cuando hablo de entorno, me refiero más a lo que podía ser un escenario, al lugar de los hechos. A entender la arquitectura como un mero soporte y no como provocador de fenómenos extraños.

  5. La idea que yo tengo es que hoy día el ambiente no está lejos del escenario. Lo natural y lo artificial están complejamente entretejidos. Fijate que Decoster&Rem no producen fenomenos artificiales, tampoco son extraños, trabajan sobre la luz, como siempre lo ha hecho la arquitectura, sólo que le dan otro enfoque. Aunque es cierto que este tipo de experimentación se acerca a la manipulación asusta. Yo entiendo la arquitectura (el hábitat y la ciudad) además de como soporte (de actividades, de cruces y experiencias) como el conjunto de recipientes e incluso herramientas del gran laboratorio humano, en el que todos, nos guste o no, andamos imbrincados.

  6. No se… no lo veo claro, creo que, usando las analogías que tanto me gustan, la arquitectura de la que yo hablo, sería como ponerte unas gafas de sol en un dia de verano, y como veo la que tu hablas, por cierto, ya está en la sección de enlaces del wiki la web del Décoster&Rahm, sería como colocarse unas gafas de realidad virtual que generan unas nubes ante tus ojos que te protejen del sol. Un poco farragoso pero me explico, ¿no?

  7. Decoster&Rahm me parecen interesantes pero no me entusiasman… Intentaré seguir tu analogía: sin necesidad de ponerse las gafas, hay ya tal cantidad de nubes virtuales delante del sol que ya no se sabe si este es de verdad o es otro espejismo más; quizás las gafas de la arquitectura -o el arte- puedan ayudarnos a reconocer esta situación o nos hagan pensar sobre ella, sólo así es posible reconocer las fisuras donde aun queda algo de libertad.

  8. Otro ejemplo de relectura del paisaje pero en este caso urbano, verá la luz en Nueva York el 5 de junio. Se trata de la “aeolian ride”,es sin duda una instalación de menores pretensiones y para nada me atrevo a garantizar su éxito, pero me sirve de excusa para aconsejar la página de una de sus promotoras. Esta chica se llama Jessica Findley, una chica bastante loca pero que se mueve en el mundo del diseño con soltura y aprovecha para realizar alguna que otra incursión en el arte, como diría sinatra, “a su manera”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *