Sobre un modelo ampliado de arquitectura

El trabajo apremia, pero la intensidad de algunas ideas y debates que se están generando con amigos y compañeros me empuja a no esperar y escribir esto.

Paula Álvarez, de SinStudio, en un post sobre la wikiplaza, plantea la necesidad de una arquitectura evolucionada, una arquitectura que a partir de la reflexión sobre las transformaciones sociales que han ocurrido en los últimos años sea capaz de integrar las aportaciones de otras disciplinas. La fundación Arquitectura y Sociedad, en el Campus de Ulzama plantea según el editorial de Félix Arranz, la oposición dicotómica entre los constructores y los pensadores, entre los hacedores y los proyectistas.

Ecosistema Urbano se pregunta cual es el papel del arquitecto en la realidad contemporánea y plantea como respuesta una apología de organizaciones híbridas, modelos más cercanos a organizaciones empresariales y que den respuesta a las demandas del mercado.

Nuestro desacuerdo con estas lecturas no parte realmente ni del rechazo a la posición profesional de SinStudio, paralela a la que podemos ver entre los equipos que Arranz incluye en el grupo de los pensadores, ni con una oposición al grupo de los constructores, ni con un rechazo radical a los modelos empresariales para el desarrollo de la arquitectura.

Nuestro desacuerdo parte del rechazo a la lectura excluyente que se hace en todos estos casos de una realidad profesional que en arquitextonica leemos como compleja y compuesta.

La WikiPlaza usa la arquitectura como componente contingente, como herramienta para vehicular acontecimientos, acciones y modos de habitar que superan modelos establecidos y posibilitan una realidad ampliada. La WikiPlaza, así como el m1ml o el EcoBulevar sin embargo no son en si mismos contingentes, igual que no lo son modelos de estudio-empresa como ACXT o Eddea.

Estos modelos de arquitecturas, experimentales o consolidados, son totalmente necesarios. La realidad ha evolucionado y como servidores de esa realidad nuestra obligación como profesionales es evolucionar con ella.

Sin embargo, la exclusión que estos modelos hacen es para con la parte, muy importante, de la sociedad que no ha evolucionado.

El empleo y la adopción de la tecnología en la arquitectura es trascendental, pero ¿qué pasa cuando nos encontramos con población que no tiene conocimientos para acceder a la sociedad de la información? ¿y cuando no se tiene ni siquiera acceso a la red? ¿Qué es para ellos la WikiPlaza?

La ecoeficiencia debe ser un componente ya indisoluble de nuestro trabajo, pero ¿qué pasa cuando no hay presupuesto económico para instalar ni si quiera paneles solares?

El incremento de la productividad y eficacia profesional debe ser un objetivo fundamental, simplemente por responsabilidad, pero ¿van esas estructuras empresariales a aceptar a clientes que demandan únicamente una pequeña vivienda unifamiliar o simplemente un informe de patologías en su edificio?

En arquitextonica creemos en un modelo ampliado de profesión, pero nunca en un modelo excluyente. La investigación, la empresa y la ecoeficiencia son frentes de batalla cruciales para la consolidación de nuestra profesión, pero si todos peleamos en esos frentes, ¿quién cubre la retaguardia? ¿quién hace los proyectos de rehabilitación autonómica? ¿quién hace las ITEs?

Únete a la conversación

14 comentarios

  1. Hola, yo también he participado al debate con mi post http://immaginoteca.blogspot.com/2009/06/architecture-is-not-20.html

    En vuestro, discurso, no entiendo el uso tan insistente de la palabra “excluyente”, y lo digo porque para mi y creo para ECOSISTEMA URBANO también, el planteamiento que tenemos no es excluyente. Las TICs y las relaciones son materiales, creemos, como madera y acero, nada mas. El arquitecto tendra que saber utilizarlos.

    Muy justo el ejemplo del panele solar (Que pasa si no hay dinero?) pero no entiendo a donde quiere llegar esa reflexión, es decir: y entonces que?

    Con respecto a la gente que no tiene acceso a Internet me parece muy bien, es un tema ademas muy actual en francia (la fracture numerique la llaman) pero ahí también no entiendo la consecuencia de la reflexión. Hay gente que no tiene Internet, muy bien…como hay mucha gente que no tiene casa, ni dinero, ni de comer…quiero decir que una posición de este tipo quizás nos lleva un poco lejo del campo de la arquitectura…

  2. Leí tu artículo Francesco y me pareció bastante interesante.

    El tema de la exclusión lo planteo simplemente en tanto que si en EU se defienden las estrucutras profesionales ampliadas, se está rechazando al profesional individual, si en SinStudio se denomina la arquitectura como soporte como impermeabilizada en las doctrinas del Movimiento Moderno, se la está calificando (y en mi opinión de forma negativa y excluyente).

    El por qué de la reflexión está en que creo que cuando se hacen apologías tan vehementes de ciertos modelos de profesión se excluyen otros modelos antitéticos que también son necesarios.

    No se a qué te refieres con que nuestra posición nos lleve lejos del campo de la arquitectura. Creemos que todo lo contrario.

    Apoyamos las posturas investigadoras y capaces de asumir riesgos, pero también apoyamos otras posturas que consideramos necesarias para poder consolidar una profesión que cada vez es más amplia y heterogénea.

  3. hola, perdonadme quizas no esaba claro…con “esa posicion” quiero decir la postura de decir “y que pasa si no hay dinero para el panele?” oo “que pasa si la gente no tiene internet?”, me gustaria entender que hay detras de esas preguntas..si hay algo claro

  4. Ok Francesco. Lo releo y parece que estoy atacando y no es así.

    Trataba de preguntar qué hace la arquitectura que se apoya en la tecnología o en la ecoeficiencia cuando los medios faltan o se está al otro lado de la brecha digital.

    Es en ese sentido en el que me refiero que tienen que caber todas las aproximaciones, tanto las tecno-ecológicas como las más disciplinares refiriéndome a las que dependen exclusivamente de la edificación.

    En breve planteo la argumentación más detallada.

  5. yo creo que la preguntas que planteas son muy validas…”qué hace la arquitectura que se apoya en la tecnología o en la ecoeficiencia cuando los medios faltan o se está al otro lado de la brecha digital.”
    Lo que pasa, es que normalmente nos encontramos (últimamente en la conferencia Hyperurbain 2 de Paris donde hemos presentado el proyecto de investigación http://www.imaginario.cc) con quien utiliza esa pregunta para alejarse de propuestas que aposten en esas tecnologías. En eso no estoy de acuerdo, y creo entender de vuestro comentario que para arquitextonica no es así. Quiera explicar porque me había parecido un ataque. Estoy contento que se haya generado este debate, habrá que seguir…

  6. Por supuesto que seguimos Francesco! Estamos preparando el tema para tratar de generar algo en lo que nos podamos apoyar con solidez.

    Y claro que no nos alejamos de las propuestas investigadoras, son un apoyo fundamental en nuestro trabajo diario, mucho más convencional, lo que tratamos realmente es provocar un acercamiento y una inclusión de las líneas de trabajo.

  7. Es curioso cómo va expandiéndose este debate, con ramificaciones por un sitio y por otro.

    Yo, como intruso en esto de la arquitectura, pido perdón de antemano por meterme en estos temas, sobre todo proque siento que se me escapan cosas del contexto de la profesión de arquitecto y de sus debates profesionales, pero en cualquier caso, trato de aportar mi visión un poco más ajena.

    No sé si los términos del debate aquí están centrados en si la necesaria multidisciplinariedad (o como se diga) hace que se diluya el papel del arquitecto y perdamos la perspectiva, pero creo que no es contradictorio en sí mismo, salvo en el caso de que realmente olvidemos que, al final, alguien tiene que enfrentarse a la obra, a las decisiones sobre lo concreto y a las limitaciones de la escasez. ero, más allá de ello, mi percepción (subjetiva) es que sí es necesario avanzar o profundizar en una forma renovada de relación del arquitecto con su papel. No sé si era en el post de Francesco o en el de mi blog, pero sugería que quizá es cuestión de recordar otro tipo de preguntas además de “¿se puede hacer?”, como “para quién, cómo influirá, cómo evolucionará en el tiempo,…”.

    Un saludo

  8. Hola Manu!

    Por supuesto que esas preguntas también son cruciales y muy pocas veces son respondidas con rotundidad o si quiera con claridad. Pero creo que ese un tema aparte.

    No tratamos de centrar el problema en las ocasiones en las que tenemos que trabajar con escasez de recursos, si no en las otras situaciones en las que por escasez, falta de medios, falta de oportunidad o por responsabilidad, indisposición u otras razones, no hay lugar para las prácticas multidisciplinares, las estructuras de empresas de arquitectura o la experimentación.

    Creemos que debe haber arquitectos que cubran también esas situaciones. Si todos investigamos, arriesgamos y crecemos, dejaremos desasistida a una parte muy improtante de la realidad/sociedad que necesita un trabajo distinto.

  9. Gracias por tus palabras para nuestra investigación…

    Uhm, no confío nada en las dicotomías, ¿pensadores, constructores…? esta escisión se origina sin duda en una economía de servicios como es la de españa, modelo que nos ha llevado a la crisis y del que pensadores (ahora sí) como Jarauta se lamentan, en un país en el que la educación es imprescindible y existe un porcentaje elevadísimo de universitarios.

    La investigación es tan importante como la refundación teórica y la práctica, y además están relacionadas. No creo en la escisión entre el pensar y el hacer… quizás estemos más cercanos a los pensadores, pero nuestro perfil es de investigador, (ese perfil para el que la universidad de sevilla nunca saca plazas, por qué será?)y la nuestra una investigación teórico-práctica…

    tampoco confío en los modelos de arquitectura o de arquitectos, sí en modelos de acción, o dicho d eotra forma, líneas de investigación, que pueden ser múltiples pero cada una de ellas ha de ser, por naturaleza, precisa. Yo no diría excluyente: el hombre no pueda salir de su sombra, como dice el proverbio árabe…

    Celebro la diversidad, pero también la coherencia!

    Abrazos,

    paula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *