Sobre (por encima de) la complejidad

He sido gratamente sorprendido, debo acostumbrarme a esperar más de sus textos, por un artículo de Curro González de Canales Ruiz, director de la revista Neutra, en el número 113 de la revista Circo, que ya tiene su quinta época en versión digital facilmente imprimible.

En este artículo Curro hace una breve pero interesante reflexión sobre materia y forma, sobre el espacio elemental como generador de certidumbre, y la forma como necesaria concreción del ser. Pero lo que realmente me interesa es que da fundamento a una idea que llevo barruntando desde hace tiempo y que quizás haya estado atacando desde el flanco equivocado.

Habla, menos de lo que me hubiera gustado, de la innecesidad de generar complejidad para incardinar una obra en nuestra contemporaneidad.
La relación mundo complejo-obra compleja siempre se me ha antojado demasiado obvia.

En el texto de González de Canales leemos

…una contundencia formal que incorpora dentro de una unidad lógica lo fragmentario, los flecos de la historia y la propia acción.

para luego encontrar el asiento de sus afirmaciones con dos citas, en su costumbre de citar todo lo citable, del texto de Rafael Moneo ”Paradigmas de fin de siglo” Arquitectura Viva 66, 1999, alusivas a la facilidad de caer en la asociación elemental que antes mencionaba.

He defendido desde hace tiempo esta actitud como una tabla de salvación. Como en un proceso científico, las variables tienden a simplificarse para poder someterlas a cierto control. En la arquitectura que en estos momentos me interesa hacer, trato de simplificar los parámetros para poder aprender a controlarlos, una actitud que no es ajena a algún arquitecto español.

Esta forma de trabajar me permite manejar temas espaciales, o formales si sois tan simplistas, con mayor libertad, pero al mismo tiempo me produce una gran desazón al saber que esoty eliminando de la ecuación temas muy importantes pero que mi limitada capacidad de maniobra no me permite mantener en el proceso.

Únete a la conversación

6 comentarios

  1. En mi opnión, por mucho que uno intente dirigir un proyecto, por ejemplo, limitando los parámetros, las consecuencias y las influencias del edificio no son previsibles. Quizás aquello que decides no tener en cuenta se verá finalmente muy transformado. Solo piensa en cualquier artículo de esta página, tu planteas la cuestión, pero los usuarios pueden enfocar sobre los temas laterales que surgen, o llevarlo por otros derroteros. Hoy día la misma ciencia se desarrolla bajo el principio de la incertidumbre. O piensa en el mismo internet o en el microondas, ambos “inventos” en su origen eran armas de guerra y hoy son electrodomesticos que forman parte del dia a dia en todos los hogares, al menos por estas latitudes.
    Por otra parte, despues de tus anteriores opiniones sobre el arte, me resulta curioso que operes de esta forma, pues toda reduccion, no es tanto una simplificacion como una eleccion, esto es una opinion personal, una cuestion subjetiva, en definitiva, un juicio de valor.

    Hasta donde yo alcanzo a ver, sin crítica, no sería posible la reflexión, el libre pensamiento ni el aprendizaje.

  2. Otra cosa es que las masas sigan como borregos la opnion de los medios. Quizas el problema no sea el exceso sino la falta de juicios de valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *