Relaciones laborales

A través de SwissMiss llegamos a la web del estudio de diseño Number17 y a su Comic Strip humorística (pero no exenta de realidad) visión de las relaciones laborales, no os perdáis el número 13 Cómo ser un buen becario, el 18 Cómo ser un buen jefe y el 21 Cómo ser un buen cliente

Lourdes y yo hemos pasado por varios estudios de arquitectura, en algunos nos han tratado de genial, en otros no tan bien y en otros fatal.

Nosotros hemos tratado de aprender de estas experiencias y buscamos tratar a nuestros colaboradores consecuentemente (solemos invitar al desayuno p.e), tratamos de ser buenos jefes para conseguir que ellos sean buenos colaboradores.

¿Tenéis claro cómo debe ser un buen jefe/buen colaborador? ¡Ideas en los comentarios!

Únete a la conversación

11 comentarios

  1. Cuando me pusieron de jefe de una oficina, una de mis primeras preocupaciones, además de las propias de trabajo, era la de ser un buen jefe… nunca lo había sido.

    Una buena base es comportarse como un compañero, con modestia, humildad… claro que hay que dar ordenes pero hay formas y formas. Sé que es fácil decirlo, pero tratando con respeto también te respetan. Un día me dí cuenta de que no tenía que pedir las cosas para que se hicieran y que todos eran responsables, con sus propias decisiones e iniciativas, incluso apuntando correcciones u opinando sobre mis decisiones, lo cual está bien si no se quiere perder la visión global. Mi equipo es pequeño, seguro que eso lo hace más sencillo.

    Reconozco también que hay una parte de esta historia que aún no he visto, cuando se ganan partidos es sencillo, pero perdiendo es cuando hay que saber mantener unido al grupo.

  2. Una cosa es ser jefe de proyectos o director de un equipo y otra cosa es ser Jefe.

    Cuando depende de ti y del rendimiento del equipo que el trabajo se haga bien y haya rendimiento económico para poder pagar los sueldos el tema se hace mucho más difícil.

  3. Te doy la razón, en este trabajo no tengo que estar pendiente de la rentabilidad económica, cierto.

    Pero por otra parte me toca estimular al equipo para no convertirnos en meros funcionarios, en este trabajo se está prácticamente tensionado las 8 horas de la jornada y es evidente que resultaría más fácil dejarse arrastrar por la corriente.

  4. Ser Jefe, Jefe supremo, osea “El que paga”. Es harto complicado.

    Ser justo mas aun.

    Salvo de mi mismo, y muy puntualmente en el estudio, no he sido jefe nunca.
    La funcionarizacion es el peor enemigo si. Tiene bemoles que lo diga yo…MWAHAHAHA pero si.

  5. en principio creo que cuando contratas a a alguien lo que quieres de el es:

    1. si la caga que avise (nadie se las sabe todas)

    2. si no sabe pregunte ( actitud de ir siempre adelanate)

    3. y que cuando detecte problemas aporte tambien soluciones ( buen profesional independiente a como disene)

    el que esta dibujando siempre es la punta de lanza del proyecto y de eso depende todo.

    si se convierte en funcionario o cadista creo que no sirve para ningun despacho de arquitectura

    felicitaciones por su site

  6. Pasa que los chimpancés no cuentan como “empleados” y, yo lo he visto con mis dos ojitos, JMER tiene unas decenas apiñados en una nave de Viator.

    Ya saben: eso de “encierre unos cuantos de esos un verano y seguro te terminan redactando un Plan Parcial…”

    😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *