Photoarquitectura 08 Una espinita clavada en un mar de sorpresas.

No quiero que esto se convierta en una pataleta, y cualquiera podría acusarme de resentido, porque sin duda algo lo estoy, pero voy a comentaros mi opinión sobre el primer festival de fotografía de arquitectura Photoarquitectura 08 que se celebró el pasado mes de septiembre en Palma de Mallorca. Trataré de hacer una crónica objetiva de los hechos, y vaya por delante mi agradecimiento a la organización.

Tras varias semanas de trabajo conseguí tener listo para el concurso el trabajo que encabeza este post. Cinco series de 3 fotografías cada una (la quinta es de una obra que no creo que publique por que su exclusiva pertenece a otro fotógrafo) que me dejaron bastante satisfecho. No quería hacerme ilusiones pero me pareció un trabajo decente.

Llegados a Palma nos sorprendieron las instalaciones del COAIB, un entorno fantástico y una sede colegial muy acogedora.

Poco después nos llevamos dos decepciones, una tras otra. La primera por la conferencia de Jaime Sicilia, con una temática apasionante como era la fotografía de Julius Shulman, se limitó a leer durante prácticamente toda su intervención para, casi sin interrupción y tomándonos por sorpresa, llegar al final de la conferencia y anunciar que el jurado sólo había seleccionado a cuatro finalistas, y de ellos a un primer premio, de entre más de veinte series presentadas. El acta del jurado que leyó no contenía ninguna explicación.

Perdonad que no de el número exacto de series que fueron descartadas por el jurado pero no quiero faltar a la verdad. Más de dieciséis series fueron totalmente descartadas.

En las bases quedaba claro que se podían seleccionar hasta un máximo de diez finalistas pero a mi el no seleccionar el resto habiendo un número de propuestas tan alto me parece un gesto de soberbia enorme por parte del jurado.

De los cuatro finalistas sí me gustaría reconocer el trabajo de la fotógrafa premiada Lourdes Grivé Roig y de Héctor Sántos Díez. El trabajo de Santos-Díez ya lo conocía y admiraba, pero sin duda ambos, fotógrafos profesionales, tienen un trabajo admirable.

Cuando terminó la conferencia de J. Sicilia pasamos a tomar una copa de cava y a disfrutar de la estupenda exposición de fotografía de Jesús Granada y de Fernando Guerra.

Uno de los motivos fundamentales de ir al festival era ver a estos dos monstruos de la fotografía de arquitectura. La mitomanía me pierde, por suerte me estoy curando…

La sorpresa de la exposición fue que tras encontrarnos todas las fotografías de Jesús y Fernando perfectamente dispuestas y enmarcadas en dos salas casi enteras, colocadas a una altura de visión perfecta, las cuatro series finalistas del concurso estaban situadas en un espacio residual, bajo un enórme rótulo del festival, a poco más de un metro del suelo.

Creo que si el jurado hubiera seleccionado más series el espacio que había para exponerlas no hubiera sido suficiente.

De las conferencias poco os contaré. La de Fernando Guerra melancólica e intimista, centrándose en la componente artística y emocional de su trabajo.

La de Jesús Granada técnica, enriquecedora y divertida para los que nos gusta la fotografía de arquitectura y pasar un buen rato escuchando a un buen profesional.

Por suerte fue la conferencia que cerró el festival, nos dejó un buen sabor de boca y nos preparó el cuerpo para disfrutar de un estupendo fin de semana en Palma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *