Congreso de arquitectos 2009, impresiones en directo.

No estamos en el congreso porque tenemos algo mejor que hacer: trabajar.
Y nos damos con un canto en los dientes por poder ejercer este magnífico derecho que últimamente se está convirtiendo para muchos en un privilegio.

De todas formas, incluso si hubiéramos estado ociosos, dudo de que hubiéramos asistido, y no solo por sus precios desorbitados o su escasa coherencia interna pese a la gran calidad de muchas de sus ponencias.

Dudo de que hubiéramos asistido porque no nos creemos el congreso.

No creemos que seguir mirándonos las caras unos a otros, las mismas caras que llevamos tanto tiempo mirando, sirva para dar soluciones a los problemas que nuestra profesión esta sufriendo. No creemos que una serie de ponencias, algunas de ellas brillantes, sobre una serie de temas tan abiertos como vagos de base para solucionar nada. Los problemas son evidentes, y las soluciones obvias. Un congreso nacional no nos parece una de ellas.

De cualquier modo, Paco González, de radarq, está en el congreso, y con su fantástico control de las redes está twitteando en directo sus impresiones, las podéis seguir en el enlace anterior.

Parece que mañana más gente se animará a transmitir, sabéis que para que el canal fluya solo tenéis que incluir en vuestro twitt la hashtag #congresoarq (si pincháis en este enlace váis al canal).

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Acabo de regresar de Valencia, del congreso, y tus espectativas previas son bastante acertadas. Existe tan poca unidad en el colectivo que el congreso ha sido una escenificación de esta separación de modo que había tres congresos paralelos (en tres espacios de reflexion como se puede apreciar en el programa) Además, en general, al público no se le ha dado la oportunidad de aportar nada…Por lo que finalmente parece como si hubieramos ido a adorar a un nuevo Star System de la arquitectura española, que eran los que si tenían voz, y no sabemos quien los eligió. Mientras tanto en unas pequeñas salitas apartadas los ponentes del congreso presentaban sus ponencias a un conjunto de sillas vacias.

    Espero tener un ratito esta semana y poner una crónica, en http://www.enparalelo.org, de lo que sucedió en la parte del congreso a la que pude asistir.

  2. Así fue, como cuenta Miguel Rodriguez, a quien creo no conocer por cierto?

    Resultó contradictorio toda la preparación del Congreso con las comunicaciones expuestas al público, foros, debates, redes, etc, y la escisión brutal de esta parte en la práctica. Las comunicaciones se seguían a rtimo vertiginoso (15 minutos) sin opción a preguntas, debates y sin ni siquiera una pausa para un café en la que tuvieramos ocasión de conversar.

    No obstante, y a pesar de todo esto, la cosa no se redujo a mirarnos las caras… Realmente hubo debate, debates espontáneos, pequeñas tertulias en pequeños grupos, no en las grandes salas, compartiendo un café o una comida.

    Y en las grandes salas se pusieron sobre la mesa cuestiones muy interesantes, entre las que destacar a mi admirado Francisco Jarauta con su maravillosa capacidad oratoria, que siempre me deja los ojos como platos y la boca abierta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *