Blobwall o las ¿incoherencias? de la hiperarquitectura

Lamento no poder ilustrar directamente este artículo pero no he encontrado contenido copyleft que me permita hacerlo.

Llevo varias semanas detrás de este ejercicio de Greg Lynn, el BlobWall. Una instalación para la Bienal de Venecia en la que Greg Lynn ha diseñado una especie de caverna formada por lo que ellos llaman bricks .

Los bricks son unas piezas tridimensionales, en la línea de los que Fisuras tradujo por burujos, que, ensambladas entre sí,  deberían funcionar como ladrillos y conformar elementos laminares de cerramiento.

Mi duda se genera cuando, pese a la complejidad del burujo diseñado, para proceder a su ensamblado hay que pre-cortar cada una de las piezas que conforman la instalación.

Discutí hace ya algún tiempo con Ciro Najle sobre el punto crítico en el que los sistemas de producción de arquitectura sistematizada mediante procesos informáticos colapsan y se hace necesaria la intervención humana.

Cuando Ciro Najle participó  como profesor en el taller de doctorado CAS, nos presentó varios trabajos de sus alumnos en la AA. En todos ellos las interaciones y variantes se lograban mediante la aplicación de procesos informáticos, pero la materialización y el control se producía con la intervención de los propios diseñadores.

En el blobwall  la duda me la genera la aparente inmanencia formal de cada pieza y la necesaria manipulación individual de cada una de ellas para poder actuar como sistema.

¿No es incoherente el solape de un proceso industrializado, seriado, con un control mecánico tan tecnificado con la necesidad de una postproducción individual de cada diferencial de sistema?

¿No sería más coherente haber simplificado la pieza, haber trabajado con diferenciales más elementales si era necesario la manipulación posterior?

O incluso el proceso contrario, ¿y si se hubiera desarrollado una pieza tridimensionalmente más operativa y que simplemente por su configuración formal y su capacidad de interacción consigo misma fuera capaz de generar el cuerpo?

Sigo defendiendo la hipoarquitectura.

Por ejemplo el sistema North Tiles para Kvadrat de los hermanos Bouroullec. Brillante…

North Tiles by SHOK
fotografía por Shok

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *