A los COAs se les mueven los cimientos

Se aproxima una nueva asamblea del COAS, y como en casi todas las últimas convocatorias, arquitextonica, es decir, Lourdes y yo, pensamos estar allí. Como en las últimas convocatorias, el plazo legal para presentar propuestas se nos ha pasado. Creo, y así lo plantearemos como ruego, que el COAS podría recordar con tiempo suficiente la proximidad de dicho plazo y evitar que los prosaicos temas que nos ocupan el día a día, como mantener el estudio a flote y otras menudencias, nos distraigan y nos acordemos de que en las asambleas se pueden proponer temas, si te acuerdas…

Y aprovecho para hilar temas. Los COAs, en genérico, pueden tener próximo su fin.

Al igual que los arquitectos sucumbiremos ante las ordas de nuevos grados en ingenierias variadas si la LOE se reescribe, y señores esta, como todas las demás nos la habremos ganado a pulso, los COAs, a menos que se espabilen ya están escuchando doblar las campanas.

Citando de Moncloa directamente, el informe del Consejo de Ministros, los comentarios entre las cursivas son las ideas que me sugieren.

LEY DE MODIFICACIÓN DE DIVERSAS LEYES PARA SU ADAPTACIÓN A LA LEY SOBRE EL LIBRE ACCESO A LAS ACTIVIDADES DE SERVICIO Y SU EJERCICIO

Colegios Profesionales

Así, desaparecen las restricciones impuestas por los Colegios al ejercicio conjunto o simultáneo de dos o más profesiones. Esto permitirá aprovechar las sinergias que pueden generar las sociedades multiprofesionales.

¿Sinergias? Promotor ambicioso amparado por la ley + arquitecto autónomo asalariado y hambriento = …

Además, se garantiza la libertad de ejercicio de las profesiones en forma societaria, lo que permitirá a los profesionales asociarse con mayor facilidad y aclarará la situación de las grandes empresas de servicios profesionales.

Arquitecto autónomo asalariado y hambriento que además tiene como socio profesional al promotor anterior por lo que este segundo puede firmar los proyectos y hacerle la cama al primero…

El ejercicio de los profesionales también se verá favorecido por la supresión de trámites habituales como la obligación de comunicar el ejercicio fuera del territorio del Colegio de inscripción.

Esto siempre me ha parecido un arcaismo y nos ha hecho sufrir tremendo retrasos administrativos al tratar de ejercer en otras provincias…

Se suprime la función de los Colegios de fijar baremos orientativos de honorarios o cualquier otra recomendación sobre precios, que vienen restringiendo de forma injustificada y habitual la competencia en precios que tanto beneficia al consumidor.

Esto, y los señores ministros me van a perdonar, es un auténtico sinsentido. Cuando un consumidor ve fresas de 2€/Kg y en el otro puesto ve fresas de 4€/Kg, puede apreciar la diferencia y ver si realmente la diferencia de precio responde a una diferencia de calidad o no. La competencia es objetiva.

En el sector servicios, la arquitectura entre ellos, el producto produce en el cliente una satisfacción de necesidades diferida en el tiempo de la prestación del servicio y que resta objetividad a la percepción de la misma. Así nos encontramos que los consumidores perciben como idéntica una oferta de 3000€, muy por debajo del mínimo del baremo, por un proyecto y dirección de obras de una vivienda unifamiliar a otra de 10.000€ por idéntico concepto.

Eso, en mi humilde entender, no se llama competencia, ni desleal siquiera, se llama estafa al consumidor

Es materialmente imposible que estas ofertas a la baja vayan respaldada por un producto de una mínima calidad.

La solicitud de visado colegial de los trabajos profesionales será voluntaria, salvo que lo exijan las leyes, suponiendo un ahorro para los profesionales y el consumidor.

Si la ley no exige el control de los proyectos de edificación, materia de seguridad pública, mal vamos…

Y frente a esta situación que en la línea más pesimista de posibles consecuencias a las que nos lleva ese fantástico refrán de piensa mal y acertarás:

Sociedades multiprofesionales ejerciendo la arquitectura, sin baremos orientativos de honorarios, ni visado obligatorio y con un incremento de la población habilitada para edificar incrementada en un 200% ó 300% estimando bajo…Sacad vuestras propias conclusiones.

Pero donde dijimos negro como la boca del lobo, nos aparece un rayo de esperanza de la mano del mesiánico CSCAE que parece que algo hace.

Nos enteramos por Manuel Díaz Rey de que el citado CSCAE ha firmado un acuerdo con la Federación de Municipios para posibilitar que las licencias urbanísticas sean de facto concedidas con el Visado de Control Técnico (ojo, no confundir con el actual que, si no me equivoco es un Visado de Control Documental). Una idea que escuché hace tiempo en una asamblea del COAS como posible ahora aparece como más que probable.

En las asambleas relacionadas con las ponencias a presentar al Congreso, Lourdes y yo lanzamos la descabellada idea de elevar el que algunos mal llaman impuesto revolucionario del visado a un grado mucho más fuerte de control. Si mal no recuerdo se consideró inviable.

Barruntamos la idea al darnos cuenta del despropósito que suponía tener que confiar en y/o sufrir a las Oficinas de Control Técnico supervisando nuestros proyectos y direcciones de obra, aunque el coste lo soporte el promotor, y a tener que soportar las altísimas cuotas de los seguros de responsabilidad civil que conlleva nuestro ejercicio profesional.

En negro sobre blanco y con un ejemplo cercano:

Si el COAS, con la infraestructura de técnicos de visado que tiene, eficiente, dedicada, amable y servicial con sus colegiados y el suplemento de técnicos de FIDAS que llegan hasta la erudición a la hora de resolver nuestros problemas por peregrinos que sean, generara una Oficina de Control Técnico al servicio de sus colegiados, ninguna aseguradora sería capaz de ponerle peros a su Visado de Control Técnico y al igual que ocurre, con el Colegio de Ingenieros de Telecomunicaciones, el COAS podría contratar una póliza de responsabilidad que cubriese todas nuestras actividades.

¿Qué supondría? ¿Un incremento de cuotas? ¿Un visado “5 jotas”? A mi la idea me parece mucho más que productiva…

Nuestro más sincero agradecimiento y admiración al equipo técnico de visado del COAS y a los técnicos del servicio de Normativa y Tecnología de FIDAS por la impagable labor que desarrollan al ayudarnos en nuestro trabajo diario.

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Pues la verdad es que es visado “de calidad” sería muy interesante, ya que la cercanía y habilidad del colegio para solucionar los problemas superan con creces las trabas burocráticas de la administración. Sería una fomra lógica de utilización de recursos existentes, a la vez que permite “sobrevivir” al colegio para poder seguir dedicándose a sus labores formativas, de interpretación de normativa, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *